Legalidad por Diseño en Marketing y Publicidad - Elizabetn Troncoso
4550
page-template-default,page,page-id-4550,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-11.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

LEGALIDAD POR DISEÑO

 

Los profesionales de sectores como la publicidad, el diseño, y en general de cualquier sector creativo, se enfrentan a innumerables retos.

 

A ese contexto, muchas veces vertiginoso y acelerado, se suma un elemento en apariencia ajeno a la actividad propia de dichos profesionales: una multitud de normas legales de la índole más variada que orbita sobre las ideas, acciones y trabajos que pretenden realizarse.

 

Desafortunadamente en no pocas ocasiones este conjunto de normas altera los conceptos originales planteados durante la labor creativa. En otras tantas, directamente quienes han trabajado en una idea se encuentran con la desagradable sorpresa de que su proyecto simplemente no se puede llevar a cabo porque éste no se ajusta en algún aspecto al marco legislativo.

 

Las normas existen, y contra eso no podemos hacer nada. Únicamente queda conocerlas y escoger el momento en el que las vamos a incorporar a nuestro trabajo.

 

¿Y cuál es el momento más apropiado?

 

¿al plantearse un trabajo o al finalizarlo? ¿Al diseñar un proyecto o al presentarlo al cliente?

 

Claramente, y más si tenemos en cuenta que arriesgamos perder horas de trabajo y dinero, lo más eficaz es tener el mapa legal muy claro al comenzar el desarrollo de una idea. Y esto precisamente es la Legalidad por Diseño: conocer y aplicar los aspectos legales que pueden incidir en un proyecto en su fase de diseño.

 

¿Las ventajas? Estas son algunas:

 

  • Adaptación del proceso creativo: porque conociendo las posibilidades que nos brinda la ley, se pueden aprovechar sus ventajas y trabajar con seguridad.
  • Minimización de riesgos: Situarse desde el principio dentro del marco normativo supone reducir considerablemente los riesgos de cometer alguna infracción ante la administración y contra el derecho de tercero.
  • Mayor control de imprevistos: porque conoceremos los límites, plazos y precauciones que deberemos adoptar para desarrollar nuestro proyecto.
  • Solvencia frente a clientes y proveedores: el cumplimento normativo es la mejor herramienta para proyectar seriedad y confianza y posicionar nuestra imagen profesional
  • Ventaja comparativa respecto de nuestros competidores: porque conocer las normas y cumplirlas se transforma en un valor que genera confianza y transparencia.

 

Y entonces, ¿qué esperas para practicar la Legalidad por Diseño?